Que una página web corporativa quede estática con el transcurrir de los años, es un error que toda empresa debe subsanar. Contratar una nueva página o rediseñar la existente, debe ser una prioridad cara a la modernización de dicha página. Sin embargo, en este último caso, se dan ciertos errores que no se deben pasar por alto.

Si hemos decidido rediseñar la página web corporativa, primero hay que parar a pensar y analizar qué funciona y qué podemos salvar para, quizás, hacer tan solo una pequeña modificación… o no.

Y es que, en ocasiones las propias necesidades corporativas o solamente por modernización del site de la empresa, hacen obligatorio el rediseño web de una página corporativa. Incorporar nuevos contenidos o darle un lavado de cara a la página web pueden ser dos de las principales causas, aún así debemos tener mucho cuidado. El rediseño de páginas webs corporativas puede suponer un auténtico quebradero de cabeza y provocar numerosísimas horas de trabajo extra. 

10 consejos para rediseñar tu web

 

Consulta con un profesional los cambios que quieres y evita realizar los siguientes errores:

 

1. No todo está mal:

Si hemos decidido rediseñar la página web corporativa, primero hay que parar a pensar y analizar qué funciona y qué podemos salvar para, quizás, hacer tan solo una pequeña modificación… o no.

 

2. Dejar a un lado los timing:

Los timing en el rediseño web son malos consejeros. En estos casos hay que trabajar sin pausa pero sin excesiva prisa. Habrá que dedicarle un tiempo a cada aspecto importante. No agobiarse con los tiempos.

 

3. Navegación:

A la hora de rediseñar una página web, hay quienes deciden aplicar mil y una virgerias e incluso pecar de ambicioso. Hay que centrarse en diseñar una web atractiva, funcional y no poner las cosas demasiado difíciles a los usuarios.

 

4. No copiar pero sí inspirarse:

Con los años hemos podido observar que han nacido nuevas páginas webs de la competencia que pueden gustarnos más que la nuestra. A la hora de rediseñar la web corporativa no es preciso copiar pero no hay nada de malo en inspirarse.

Crea contenido de calidad inspirándote en otros

 

5. No a los dictámenes de la moda:

 ¿Por qué seguir con las tendencias en el diseño web actuales? Quizás no son las más propicias para tu clase de empresa. No sigas lo que dictamine la moda en el diseño web, sobre todo lo referente a la tipografía.

 

6. Posicionamiento SEO:

 Quizás cuando se inauguró tu página web, el SEO no tenía tanta importancia. Ahora sí, muchísima. Opta por contratar un profesional SEO y con conocimientos en estos aspectos. No abundes de texto, sino que pongas los adecuados, aparte de una buena programación SEO.

Es fundamental trabajar el posicionamiento SEO

 

7. No a los inventos.

Hay que tener en mente una idea: rediseñar en base a los conocimientos y capacidades de cada uno. Es malo tirarse de cabeza a rediseñar una página web corporativa intentando hacer cosas que pueden quedar mal o aletargar nuestro trabajo.

 

8. Visible en smartphones:

Ya muchas páginas webs se ven gracias a los dispositivos móviles o tablets. En el rediseño, adapta esta funcionalidad a tu web. Y, por supuesto, vincula la página a las redes sociales de la empresa.

Un diseño responsive es fundamental

 

9. Formularios:

La mejor opción es elegir formularios accesibles y fáciles de usar gracias a elementos “label”, “fieldset” y “legend”, y no solo usando el boton de “Reset”.

 

10. Calidad en las fotos:

Si has rediseñado la página web de una empresa, facilita al profesional nuevas fotografías mucho más modernas y con mejor resolución. Esto es algo primordial. También puedes elegir color web más moderno y acorde a la temática de la empresa.

Utiliza fotografías modernas y de calidad

¡Nos encantaría saber tu opinión sobre el artículo!
[Total de usuarios: 0 | Media total: 0]

Leave a comment