Ya no hace falta ponerse guap@ para ir de compras, ni ir con el carrito a cuestas para cargar con las cosas que nos hacen falta, ni tener porqué aguantar interminables atascos o ir como latas de sardinas en un autobús sobrecargado de gente.

Diseñar una página web con tienda online está de moda y cada vez más son los negocios que incorporan esta funcionalidad a su web con tal de atrapar a nuevos clientes y ponerle las cosas fáciles a los de siempre. Da igual que sea una tienda de alimentación, de ropa, de viajes e incluso de servicios profesionales que, a priori, parece imposible que puedan vender a través de una tienda online. Y es que diseñar una página web con una tienda online tiene múltiples beneficios como estos:

Abierto 24 horas. Nada de echar el cierre a la persiana a las 8 de la tarde. Tener una tienda online en nuestra página web hará que esta siga trabajando por si sola y pueda seguir vendiendo incluso durante el fin de semana.

+ Clientes. Tener una tienda online es otro de los beneficios del diseño web para una Pyme ¿y por qué? porque podemos llegar a un mayor número de clientes a través de la web y apoyados, por ejemplo, en las redes sociales. ¿Quién nos dice que nuestros productos no encuentren seguidores en lugares tan dispares como Rusia o América Latina?

Estadísticas fiables. Diseñar una tienda online es asegurarse de la disponibilidad de estadísticas fiables en cuanto a las preferencias de los clientes. Los números no engañan. ¿Qué se vende más? ¿qué género es el que tiene más éxito? ¿qué oferta es la que se visualiza más y por tanto hay que hacer más hincapié en ella?

Opiniones. Internet siempre asegura el anonimato y aunque seguramente halla
comentarios malintencionados, nuestra tienda online podrá ofrecer la posibilidad de
que el cliente opine sobre los productos y los valores, y nos ayude a saber ya no solo si tienen éxito o no, sino también qué estamos haciendo mal.

Rapidez. Encargar el diseño de una tienda online supone apostar por la rapidez a la hora de la entrega de la mercancía al comprador sin que éste se mueva de casa. Una comodidad valorada por el cliente y que fideliza al comprador.

Ahorro de costes. Hay pymes que deciden tener solo una tienda online sin tener tienda física esto supone un ahorro muy importante, pasando por el alquiler, los costes de mantenimiento… con una tienda online, el gasto es mínimo.

Stock. Y si seguimos con la misma política y decidimos que nuestra tienda online no tenga tienda física, también nos ahorraremos tener un almacén hipercargado con un stock que no sabemos cuando vamos a vender. Con las estadísticas de nuestra tienda, sabremos qué vendemos y que no.

Modernidad. Que una tienda de barrio o que una pyme cualquiera tenga además una tienda online desde donde realizar las compras, da la sensación de ser una tienda 3.0 conectada a las últimas tendencias en marketing y ventas. ¿Por qué no apostar por el diseño web de una tienda online? Además las compras online cada vez aumentan más y
más.

Promociones exclusivas. Para fomentar las ventas y la usabilidad de una tienda online se puede optar también por promociones exclusivas diferente a la de la tienda física y con ello fidelizar a nuestra web en la barra de favoritos de los clientes más asiduos.

Bajo coste. Pago seguro, fácil mantenimiento y bajo coste, son otras de las razones por las cuales diseñar una página web con una tienda online. No supone un coste excesivo para una empresa y encima puede conllevar a encontrar nueva clientela y
aumentar las ventas.

¡Nos encantaría saber tu opinión sobre el artículo!
[Total de usuarios: 0 | Media total: 0]

Leave a comment