Realizar un diseño web no es tarea fácil ni rápida, y menos si queremos que esté optimizada para los buscadores y que se posicione de una forma decente, el presupuesto que se fija a un diseño web depende de muchísimos factores como la competencia, el cliente, la funcionalidad o la optimización, entre otros… En este artículo vamos explicar cómo se fijan presupuestos para diseño web:

hay que explicar al cliente desde el primer momento cómo se fija el presupuesto para evitar futuros problemas.

Una persona o una empresa que se dedica al diseño y desarrollo web no vende un producto u ofrece un servicio concreto, en realidad sí, pero los clientes no lo ven así, para la mayoría un producto es algo físico que se adquiere, por lo que lo consideran más un servicio que se ofrece en un momento determinado que un producto… y esto resulta un problema cuando tienen que valorar nuestro trabajo, por lo que hay que explicar al cliente desde el primer momento cómo se fija el presupuesto.

 

5 factores para calcular el presupuesto de una web

1- Tipo de web

¿Qué tipo de web necesita el cliente?… Esta pregunta debería responderla el propio cliente el minuto uno que te encuentras con el, pero no, la mayoría no saben qué es lo mejor para su negocio. Unos quieren vender productos, otros anunciarse, otros la posibilidad de escribir artículos para mejora el posicionamiento SEO, otros simplemente quieren anunciarse… Nosotros seremos los encargados de recomendarle lo que más se ajuste a sus necesidades (y posibilidades).

Por ejemplo: Un cliente con no mucho presupuesto (No sabes cuanto pero de antemano te ha dicho que no mucho…) quiere vender productos artesanales que fabrica su tía Margarita a través de la web, pero además quiere anunciarse a través de Google (Artículo: Qué es el Posicionamiento SEM). El cliente ya dispone de una web que en su momento se realizó con un CMS el cual limita bastante su manipulación.   Este cliente lo que realmente necesita es una tienda online realizada con un CMS que nos de la posibilidad de manupularlo como WordPress, con una tienda online realizada con un plugin como Woocommerce (Artículo: Los tres mejores plugins para crear tu tienda online)y que nos de la posibilidad de trabajar el posicionamiento SEM (landing pages…) para que las campañas sean los más baratas posibles para el cliente y obtenga buenos resultados.

 

2- Diseño y desarrollo

Se entiende por diseño web la parte visual y gráfica de una web, por lo que el trabajo consta desde los bocetos en papel a los prototipos, siempre pensando en cómo proporcionar la mejor experiencia al usuario y en cómo llamar su atención. Pero con los bocetos no hacemos nada, necesitamos pasar todo ese diseño a código (HTML, CSS, PHP, JS…), aquí entramos en el area del desarrollo web, el desarrollador web es realmente quien programa toda la web (basándose en el diseño realizado previamente), pero además debe añadir toda la funcionalidad necesaria para que la web funcione (Registros de usuario, animaciones, optimización, automatización).

Normalmente los clientes quieren una de dos: Un diseño web completo (se entiende desarrollo y diseño) o arreglar/optimizar la web que le hizo su primo hermano por 200 euros hace diez años.

Conociendo estos datos, ya sabemos que el desarrollo web es el que más tiempo ocupa, y el tiempo es dinero (Sin contar los gastos que conlleva mantener una web) por lo que el presupuesto varía muchísimo dependiendo de la funcionalidad que se quiera para la web y es uno de los factores más importantes a la hora de valorar el presupuesto.

Artículo: Optimiza tu página web para el Posicionamiento SEO.

 

3- Desarrollo a medida

Otro factor importante y muy relacionado con el punto anterior (tiempo = dinero) es qué tipo de diseño web quiere el cliente, un diseño web a medida te ofrece posibilidades infinitas, tanto estéticas como a nivel de funcionalidad y optimización, mientras que hacer uso de un CMS nos da la posibilidad de reducir muchísimo el tiempo empelado sacrificando diseño, funcionalidad y optimización.

Pero existe un término intermedio (el que utilizamos nosotros para webs corporativas, por ejemplo) y es utilizar un CMS como WordPress , con una plantilla de calidad y modificar directamente el código de la plantilla para ajustarlo a nuestras necesidades y con ello conseguir un resultado similar a una web a medida pero sin requerir tanto tiempo de desarrollo, para realizar este tipo de trabajo se exige conocer el código de WordPress a la perfección, al igual que el tema empleado.

 

4- Recursos disponibles

Diseñar y desarrollar una web no solo consiste en realizar bocetos y escribir código html, en la web disponemos de una gran variedad de recursos que nos permitirán mejorar la web, desde el aspecto visual hasta la funcionalidad, pero no todos son gratuitos y es posible que el cliente no disponga de presupuesto para permitirse esos recursos, algunos pueden ser:

 

5- Tamaño del proyecto

Sí, el tamaño importa, por lo menos en el mundo del diseño web, y es que no es lo mismo una web corporativa que una tienda online o una aplicación web para ver películas, por ejemplo. Toda web antes de diseñar o desarrollar requiere un estudio para planear la arquitectura, páginas, menús que componen la web, elementos indispensables y secundarios… esta planificación previa a la puesta en marcha del diseño puede requerir mucho tiempo dependiendo del tamaño del proyecto, no es lo mismo una web corporativa compuesta por una página de inicio, de servicios y de contacto que un CRM que permite gestionar a los trabajadores y clientes de la empresa.

 

Te recomendamos la lectura del artículo: 6 ventajas que le aporta una web corporativa a cualquier negocio. 

Y recuerda que contratar un diseño web es una inversión, no un gasto o un capricho personal.

¡Nos encantaría saber tu opinión sobre el artículo!
[Total de usuarios: 1 | Media total: 2]

Leave a comment