Hoy arrancamos con la pregunta del millón ¿Cuánto cuesta crear una página web?
Es difícil poder contestar a esta cuestión sin antes preguntarnos sobre que tipo de página web necesitamos.

Para poder resolver mejor esta pregunta vamos a ver que tipos de diseño web se suelen desarrollar hoy en día:

Diseño de una landing page

Una landing page, como su nombre indica, no es más que una «página de destino» o «página de aterrizaje». Esta página web suele ser única y no viene acompañada de más pestañas o páginas, aunque se suele diseñar también junto a las demás páginas que componen el diseño completo de una página web corporativa.

Una landing page sirve para mostrar un producto o servicio que ofrece una empresa de forma clara y directa. Suelen tener un diseño gráfico muy cuidado y el contenido muy estudiado para que pueda convertir el mayor número de ventas posibles.

Los clientes buscarán en internet un producto o servicio y la landing page les aparecerá en los resultados de búsqueda de Google o en anuncios que hayamos colocado para la venta del producto o servicio.
El posible cliente será enviado a la landing page y en ella se le explicará con un diseño web muy directo de que se trata el producto o servicio y le invitaremos a «pasar a la acción».

Este último paso es muy importante y es el principal objetivo a la hora de diseñar una landing page. «Pasar a la acción» consistirá en comprar el producto o rellenar un formulario de contacto, convertir nuevos fans de Facebook, incitar a compartir un contenido…
Dependiendo de cual sea el objetivo así diseñaremos la estructura de la landing page.

Anatomía de una landing page

 

Teniendo en cuenta todos estos factores y lo que debería de incluir una landing page, el diseño de la misma variará según el producto o servicio a ofrecer y la creatividad del diseñador gráfico.

Como lo que prima es el diseño gráfico y se trata sólo de una página, el desarrollo de la misma no debería de llevar más de 3 días de trabajo y nunca deberían de utilizarse plantillas ni diseños predefinidos.

Conclusión:

En total serían 2 días de diseño gráfico y 1 día para maquetar y adaptar el diseño de la página a todos los navegadores, incluyendo dispositivos móviles.

Diseño de página web corporativa

Si lo que quieres es una página web que muestre todos los productos o servicios que ofrecéis y crear una imagen profesional en internet este sería tu caso.

Este tipo de páginas web están divididas en secciones o subpáginas. En cada una de ellas se explica un aspecto de la empresa. Estas páginas suelen ser:

  • Inicio
  • Servicios
  • Productos
  • La empresa
  • Contacto

Estas secciones tienen que responder, como mínimo, a las siguientes preguntas:

  • ¿Quiénes somos?
  • ¿Qué hacemos?
  • ¿Dónde estamos?

Este tipo de páginas web se suelen desarrollar de dos formas diferentes:

La primera de ellas sería creando una página web «estática» en donde la empresa le daría toda la información al diseñador anteriormente a la creación de la misma.
El diseñador crearía todos los elementos necesarios para que la página web sea original y profesional captando los valores del cliente.
Posteriormente cada vez que se quiera realizar un cambio en la web lo realizaría el desarrollador web como un mantenimiento.

Este tipo de páginas está indicado para aquellas empresas que tienen los mismos productos o servicios a lo largo del tiempo y no suelen cambiar.

Para el diseño web de una página «estática» el diseñador debe ser creativo y original, no copiar ni utilizar plantillas para así poder definir una imagen única y profesional del cliente.
El proceso puede llevar de 1 a 2 semanas de diseño y 1 semana de programación y adaptación de los contenidos. Dependiendo de los elementos que tenga la web (galería de imágenes, tablón de anuncios…) podrá ser mayor y el presupuesto aumentará.

La segunda forma de diseñar este tipo de páginas es mediante un gestor de contenidos:

El gestor de contenidos ayudará a la empresa a mantener sus contenidos de forma independiente al desarrollador web.

En este caso el diseñador creará la página web y posteriormente un programador web adaptará los diseños al gestor de contenidos asegurándose que los posteriores cambios realizados por el cliente no rompan el diseño web.

El gestor de contenidos tiene que ser fácil e intuitivo, para que el cliente pueda cambiar los contenidos de su web (páginas, menús, imágenes…) sin tener ningún conocimiento en programación y desarrollo web.

¿Cómo se construye un gestor de contenidos?

En la creación de una página web con gestor de contenidos el diseño pasa a un segundo plano, siendo la programación web la que coge importancia a la hora de programar y estructurar muy bien todo el posible contenido dentro del gestor. Así el cliente podrá cambiar cuando quiera cualquier contenido de la página.

En este caso puede que el desarrollador construya un gestor de contenidos fácil e intuitivo para el cliente o utilice un CMS gratuito que haya disponible en el mercado, como Joomla o Drupal.

Al construir un gestor de contenidos a medida, el programador web puede cambiar cualquier aspecto del mismo adaptándose al cliente y ofreciendo una página web única y original.
Los cambios se pueden realizar de una forma rápida ya que el desarrollador es el dueño del mismo y conoce el código. Esto influye directamente en el coste, siendo menores las horas de desarrollo para posteriores ampliaciones.

 

En el caso de optar por un open source CMS el desarrollador también podría adaptar cualquier aspecto del mismo para el beneficio del cliente. Pero en este caso al no ser suyo el software, el coste de la adaptación sería alto al tener que dedicar un mayor número de horas para personalizarlo.

Es por eso que en los casos de los open source CMS se hacen usos de plugings y widgets prefabricados para resolver las necesidades del cliente.
Por lo tanto, al final el cliente acaba con la misma página web que su competencia, Google no detecta nada original y se pierde en la profundidad de internet.

Conclusión:

El proceso completo para la creación y diseño de una página web «estática» llevará alrededor de un mes de trabajo. A esto habrá que añadirle un coste en mantenimiento cada vez que se quieran cambiar los contenidos o si se cambian con frecuencia aceptar un presupuesto mensual por los posibles cambios realizados en la página web.

La página web con un gestor de contenidos privado puede costar alrededor de un mes de desarrollo entre la programación y el diseño web original. Pero luego no tiene ningún coste adicional en mantenimiento, ya que es el propio cliente el que se encarga de mantener el contenido de su página web.

Una página web corporativa con un open source CMS puede llevar un sólo día de programación, en donde el desarrollador aplica un template prefabricado y los widgets que necesite el cliente. Luego se cobrará a precio de oro al cliente. Andaos con ojo.

El coste real del diseño web profesional

A modo de conclusión general y una vez explicados los costes en días de trabajo y la posible calidad u originalidad del mismo nos quedaríamos con lo siguiente:

El diseño de una página web para una empresa que quiera dar el salto a internet de una manera profesional con una buena imagen de marca debería de contratar un diseño web original y creativo, huyendo de las plantillas y el código copiado, con un gestor de contenidos que se adapte perfectamente a sus necesidades, para no incurrir en gastos extra. Así podrá controlar sus contenidos y mejorar su posicionamiento web día a día.

En las páginas interiores de la misma se podrían incluir landing pages con los productos o servicios que conviertan las visitas en ventas o nuevos clientes.

Este desarrollo, aún dependiendo de los posibles elementos que le podamos añadir (blog, tablón de anuncios, galería de productos…) podría costar de 1000€ a 2000€, dependiendo de la creatividad del diseñador gráfico y la habilidad del programador web.

¡Nos encantaría saber tu opinión sobre el artículo!
[Total de usuarios: 0 | Media total: 0]

Leave a comment