Se trata de una de las actuales tendencias en diseño web pero que, sin duda, se volverá obligatoria gracias al imparable avance de las nuevas tecnologías. Tener una web responsive se ha convertido en una característica esencial de toda aquella persona o empresa que quiera disponer de una página web visible desde todos los dispositivos.

Es uno de los términos más de moda en el diseño web y, prácticamente, ha entrado a la fuerza. Os explicamos porqué:

Es el Responsive Web Design o RWD, una corriente de diseño web que tiene como objetivo que toda aquella página web que la utilice se pueda ver más allá del PC de casa o de la oficina, también en móviles, tablets… y es por ello que su aparición, tarde o temprano, era previsible.

Crear una página web responsiva para todos los dispositivos es algo obligatorio para toda empresa que quiera ser consultada desde otros lugares más allá del PC tradicional. Y es que el boom de la tecnología ha hecho que cada día se conecten cada vez más y más personas a través de estas nuevas ventanas, cuyas ventas siguen aumentado con el paso del tiempo. Leer un periódico, ver un escaparate de una tienda, elegir un curso de formación… todo eso y más se puede realizar desde una web. Crear una web responsive debe ser una opción obligatoria para cada empresa.

Este término fue introducido por primera vez en 2008 por parte de Ethan Marcotte y el estudio “Mobile Web Best Practices”. Este se centraba sobre el imparable consumo de páginas webs en smartphones y la necesidad de mejorar la calidad de estas páginas para su consumo. Rápidamente el término se extendió a tablets, portátiles, los mismos PC’s, libros electrónicos y el crear una página web responsive se convirtió en obligatorio.

Los beneficios de tener una página web responsive son muchos y se aglutinan bajo el concepto “One Web”, es decir una web para todos y disponible en cualquier dispositivo. No todas las páginas web se veían bien en estos nuevos vehículos de
información y había que mejorarlo sin tener porqué trastocar la funcionalidad de la
misma en su visionado a través de una pantalla de PC.

Gracias a la creación de una página web responsive, el diseño de páginas web ha encontrado también la reducción de costes para las empresas interesadas, la
optimización en los diferentes motores de búsqueda, menos necesidad de espacio en pantalla, la necesidad de contar con una sola versión en HTML y CSS o el ahorro de errores en redireccionamiento, entre otros.

¡Nos encantaría saber tu opinión sobre el artículo!
[Total de usuarios: 0 | Media total: 0]

Leave a comment