El porcentaje de rebote es una métrica que nos muestra el porcentaje de abandono de visitantes cuando en un sitio web se produce una sesión de una sola página. El porcentaje de rebote se calcula dividiendo las sesiones de una sola página por todas las sesiones o por el porcentaje de todas las sesiones de su sitio web en las que los usuarios solo han visitado una página y han activado una única solicitud en el servidor de Google.

El porcentaje de rebote escuando en un sitio web se produce una sesión de una sola página”.

Si escribes un artículo, piensas que es de lo mejorcito que has escrito y que va a tener mucho éxito pero ves que el tiempo de permanencia, no llega ni a medio minuto… algo está fallando y Google no te recompensará en el posicionamiento SEO.

Por qué es importante el porcentaje de rebote para el SEO

Como hemos mencionado antes, este porcentaje nos ayuda a medir el impacto que le causamos a los usuarios que visitan tu página web, si publicas un artículo el cual consigue que el usuario pase una determinada cantidad de tiempo Google lo premia con posicionamiento porque entiende que está leyendo un contenido de calidad que merece ser leído por más usuarios que utilizan el buscador.

Para entender el impacto del porcentaje de rebote en el SEO debemos de concienciarnos de que Google no lee la página ni la entiende para saber si es de mayor o menor calidad, sino que utiliza a los usuarios para valorar su calidad. Si permanecemos un determinado tiempo en la web y no salimos nada más entrar, eso indica a Google que el contenido gusta y que hemos encontrado lo que buscábamos.

Si un usuario pincha sobre tu resultado en una búsqueda, entra y directamente sale y pincha en otro resultado, le estará diciendo a Google que tu página no responde a su búsqueda por lo que no le interesará tenernos en una buena posición y nos bajará.

 

¿Cómo podemos comprobar nuestro porcentaje de rebote?

La manera más obvia de detectar el contenido con un rendimiento pobre con estas métricas es usar Google Analytics. Hay que tener en cuenta que Google puede calcular el tiempo de permanencia en una página si después se navega a otra dentro de nuestra web, la medición sólo puede realizarse entre dos interacciones en la web.

Para reflejar de manera adecuada tasas de rebote y tiempos de permanencia, necesitamos configurar nosotros mismos Google Analytics. 

Porcentaje de rebote en el SEO

Podemos es marcar un tiempo por debajo del cuál la sesión de un usuario se considera que rebota, ese tiempo, puede ser por ejemplo 40 segundos:

Si alguien entra en una página y la abandona antes de que pasen 40 segundos es bastante posible que no haya encontrado lo que buscaba. Por otro lado, si alguien se queda más de 40 segundos, hemos conseguido que el usuario se interese por nuestro contenido (Aunque no sea el que venía buscando en un principio) y google mejorará nuestro posicionamiento SEO.

Podemos comprobar el porcentaje de rebote desde distintas perspectivas a través de los informes, por ejemplo:

  • El informe Visión general de audiencia refleja el porcentaje de rebote total de su sitio web.
  • En el informe Canales se indica el porcentaje de rebote de cada agrupación de canales.
  • En el informe Todo el tráfico se incluye el porcentaje de rebote de cada fuente/medio.
  • El informe Todas las páginas nos proporciona el porcentaje de rebote de las páginas individuales.

 

Reducir el porcentaje de rebote

Ahora que tenemos claro la importancia del porcentaje de rebote para el posicionamiento SEO vamos a intentar por todos los medios reducir nuestro porcentaje de rebote:

  • Utilizando Google Analytics. para ver por dónde entran nuestras visitas, por dónde salen, el tiempo de permanencia dónde pasan menos tiempo y por lo tanto, el porcentaje de rebote es mayor.
  • Vuelve a hacer un estudio de las palabras clave para atraer a los usuarios adecuados: Es muy probable que no estemos enfocando nuestra web al publico adecuado, podremos comprobarlo en Analytics y si este es un problema volver a hacer un estudio de las palabras clave que nos interesan.
  • Mediante el uso de enlaces internos: El uso de enlaces internos permitirá al usuario encontrar más información relacionada a golpe de clic en nuestra web, por lo que reducirá bastante el porcentaje de rebote.
  • Mejorando la usabilidad y la estructura del contenido, intentando conseguir que el usuario se quede más tiempo si le damos contenido interesante y de calidad. Para ello, siempre tenemos que pensar en el usuario.
  • No utilizar solo texto: El uso de imágenes, vídeos y archivos es una gran manera de mantener al usuario en la web.
  • Utilizando buenas imágenes relacionadas con el texto: si las imágenes llaman la atención de nuestros usuarios, servirán para que se queden en nuestra web unos minutos más.
  • Escribiendo con fuentes de letra claras y visibles: Debemos facilitar al usuario lo máximo posible la lectura, para ello es recomendable usar tipografías básicas y sencillas con colores que contrasten.
  • Optimizando la velocidad de carga: Si la velocidad de carga de la web es alta, las probabilidades de que un usuario esté esperando varios segundos mientras se carga disminuyen y acabe abandonando la web.
  • Haciendo un uso correcto de los Call To Action: Con el uso de los CTA conseguiremos motivar al usuario para que realice determinadas acciones que nos interesan.

 

 

Órbita Negocio Online Logo

Leave a comment